GRUPO DE ACTUACIÓN TEATRAL DE OCCIDENTE (GATO)
   
  GRUPO DE ACTUACIÓN TEATRAL DE OCCIDENTE . . . . . . 37 AÑOS
  La inadaptación social
 

La inadaptación social

Ismael García C.

La socialización facilita la convivencia social, me


diante la aceptación por parte del individuo del lugar que ocupa en la sociedad. La socialización es positiva cuando se participa en actividades constructivas, se desarrollan habilidades para participar con éxito y se es gratificado por los comportamientos aprobados por quienes representan el control social. Las normas compartidas por la sociedad regulan la comunicación y la posición ante los otros miembros e instituciones. Los adultos coaccionan a los niños y a los jóvenes para que asuman las normas. Así, la adaptación social implica comportarse según el modo de vida aceptado por el grupo de pertenencia y la disposición del individuo a participar activamente en el grupo.

El ser humano elabora sus propios proyectos, pero debe ser capaz de modificarlos, de elaborar nuevos y de realizarlos. Adaptarse socialmente no significa una total conformidad social. Una persona demasiado ajustada al statu quo no desarrolla la conciencia crítica; cuanto más se le imponga pasividad, tanto más ingenuamente se adaptará al mundo sin transformarlo. Hay adaptación fantasiosa cuando la persona trata de alcanzar sus objetivos sin dificultades.

La conducta inadaptada o antisocial, son actitudes confrontadoras, violentas, de irrespeto a las normas, etc., mecanismos insuficientes, innecesarios o inconvenientes para alcanzar sus objetivos. La persona desajustada es antisocial o inestable, como resultado de su inconformidad con ambientes carenciales y en desestructuración, sin instancias sociales protectoras y correctoras; se inadapta si sus aspiraciones y necesidades sobrepasan las posibilidades del medio ambiente o sus propias capacidades y cuando la sociedad no atiende sus exigencias. Los casos graves de inadaptación ocurren tras sucesivos fracasos en la familia, el estudio y el trabajo.

La inadaptación puede deberse al hacinamiento de una familia numerosa en una vivienda precaria, a enfermedades físicas, pensiones reducidas, ausencia temporal o permanente de los progenitores. Ante los problemas cotidianos, algunos individuos no se conforman y procuran conseguir las metas sociales por medios alternativos inadaptados. La inadaptación objetiva es un comportamiento inadaptado utilitario, el sujeto pretende obtener bienes materiales, mediante medios conflictivos o ilegales, se inadapta a los medios, pero no a las metas.

El conformismo pasivo es una adaptación no constructiva de las relaciones entre persona y sociedad, contraria a la individualización, la libertad, la autonomía; no es agresiva, puede darse una cierta automatización que elimina el sentido crítico de las personas. Hay quienes se refugian en conductas y estilos de vida que evitan el confrontar y participar en la sociedad.

La inadaptación subjetiva se manifiesta cuando las instituciones correctoras y protectoras intervienen sin responder a las necesidades del sujeto, profundizándose el conflicto, produciendo alteraciones en el comportamiento y la personalidad inadaptada. Tal inadaptación no sólo afecta a los medios sino también a las metas culturales. La institucionalización se produce cuando las instituciones dan una respuesta jurídica a problemas que eran de disciplina.

Según las teorías del aprendizaje social las personas tienden a comportarse según los beneficios o los prejuicios resultantes de sus actos. Mediante el aprendizaje vicario u observacional se afirma la influencia de los modelos. Según Bandura y sus seguidores, los niños imitan más las acciones de los modelos destacados y de sus semejantes. Los padres exitosos transmiten a sus hijos seguridad, confianza, estabilidad, etc., si han fracasado el resultado es el contrario.

Pero algunas personas piensan y actúan diferente. La actitud ante la dinámica social dominante puede ser considerada funcional o disfuncional. A los sectores carenciales se les aplica estereotipos y prejuicios, se les estigmatiza, se les culpa y se les etiqueta negativamente. Un entorno limitado dificulta el desarrollo individual y obstaculiza la adaptación adulta activa. Mientras que los hijos de los ricos son orientados al éxito, los que viven en la pobreza son orientados al fracaso. El comportamiento desviado puede ser aprendido como una alternativa ante la falta de oportunidades. Al desadaptado se le pide conformarse y las instituciones reaccionan de acuerdo con el grupo social al que pertenezca el infractor.

Mediante la enculturación se transmite al niño las creencias y pautas culturales, si esto ocurre en una cultura estable, madurará y se integrará al grupo social. La conducta recompensada tiende a repetirse. Ocurre un aprendizaje vicario del lenguaje y de otros tipos de comunicación. Los niños no poseen una moral autónoma, sino heterónoma, imita y evita lo que sus padres reprueban y sancionan. El afecto de los padres y la identificación del hijo con ellos, provoca sentimientos de culpa cuando no cumple las expectativas paternas. El niño no se siente culpable y no internaliza las pautas de comportamiento moral si los padres son muy autoritarios.

La escuela es básica para la madurez intelectual y el ajuste social. Si un menor no interioriza las pautas de su colectivo escolar, se le coarta; si pertenece a grupos carenciales, las exigencias escolares le traumatizan y rinde menos. Si se le menosprecia en la escuela, tiende a rechazar las pocas oportunidades posibles en la misma y las frustraciones y las dificultades le llevan al fracaso o al conformismo pasivo. En familias pobres y de baja educación formal hay poca estimulación temprana, el lenguaje se limita, y hay escasa motivación hacia el rendimiento escolar. El joven llega al trabajo tras un fracaso escolar, y sus posibilidades de seguir estudiando se reducen. La carencia educativa lleva a aceptar cualquier trabajo antes de la edad legal, con un bajo salario y sin seguridad social. Pero con el empleo se acelera la madurez social y la autogestión.

La acción psico-educativa ha de ejercer su influencia en función preventiva o rehabilitadora sobre el individuo considerado como inadaptado y sobre el medio, buscando su mejora. Hay que incrementar la motivación de logro, es decir, las metas que se propone el individuo dentro de la cultura en que vive. No se trata de excluir a todos lo que no son como nosotros, sino de plantearles alternativas que logren impulsar la dinámica participativa activa de quienes se quedan al margen de los beneficios sociales.

Santa Ana, El Salvador, 31 de diciembre de 2010.

……………………..

Jorge Ismael García Corleto, es escritor, director del Grupo de Actuación Teatral de Occidente (GATO), licenciado en psicología y en educación, master en Educación Superior, es docente en el Centro Escolar INSA y en la Facultad Multidisciplinaria de Occidente de la Universidad de El Salvador, en Santa Ana.

 
  Hoy habia 2 visitantes (25 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página! DERECHOS RESERVADOS DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN: ISMAEL ALEJANDRO GARCÍA  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=